lunes, 17 de agosto de 2009

La enseñanza online supera a la tradicional


Un reciente estudio realizado por el US Department of Education ha puesto de manifiesto la mejora que supone la aplicación de metodología virtual y los soportes interactivos en el desarrollo del aprendizaje. Según el informe, los resultados de la enseñanza online son claramente mejores que los obtenidos en la tradicional, por lo que no sólo son sustitutos más accesibles, personalizados y económicos a la formación meramente presencial, sino que ofrece una calidad superior tanto en resultados como en satisfacción del alumno.

Las ventajas de una formación online suponen indudablemente un avance frente a las clases impartidas en un aula, ya que además de permitir una gestión óptima del tiempo del que se dispone y de los medios didácticos, ofrecen un sinfín de nuevas posibilidades para enriquecer la experiencia formativa. El acceso a plataformas para el intercambio de ideas, opiniones y experiencias, crea un fuerte vínculo en el colectivo de alumnos, que acceden de modo constante e ilimitado. En un artículo sobre su experiencia en el mundo de la enseñanza, Enrique Dans, del IE Business School, apoya esta visión:
“La sensación era como la de “un curso con esteroides”, como “multiplicar el tiempo”: las discusiones eran notablemente más profundas, los objetivos de aprendizaje se cubrían antes y en mayor medida, y la participación se gestionaba de una forma claramente superior (mientras en clase un alumno solo puede participar escasos minutos y no todos pueden tener la oportunidad de hacerlo, en online disfrutaban de todo el tiempo de exposición que deseasen y su participación mejoraba al incorporar el paso de la escritura).

La cosa riza ya el rizo completamente cuando compruebas que los grupos de enseñanza online no se limitan simplemente a ser más eficientes en su experiencia de aprendizaje, sino que además alcanzan una satisfacción media superior, no solo en cuanto a la calidad de la enseñanza, sino también en su interacción como estudiantes. Los grupos tienen, aunque parezca profundamente paradójico, un nivel de cohesión y un sentimiento de pertenencia mayor, se llevan mejor y son “más amigos” que en un grupo convencional presencial."
El poder recibir una formación adaptada a las necesidades individuales, y sin barreras espaciales ni temporales, es un valor seguro para el futuro de la educación, y en Infocurso, trabajamos día a día para que sea el presente.

No hay comentarios: